Entrevistas Durísimas

Entrevista a Daniel Higiénico

DANIEL HIGIÉNICO

¡¿Qué hay, chatis y jambos!? Aquí estoy, con mi tía. Me ha hecho un plante porque se cree que he estado intimamente con el pequeño Nicolás. Yo sólo me hice un selfie con el pequeño Nicolás. Lo de pequeño se lo aplicamos a todo. Vamos finiquitando el año…y hoy tenemos el honor de tener por estos lares a uno de los más durísimos y tremebundos cantactores. Es el número uno.

Daniel Soler, más conocido como Daniel Higiénico, nacido en Barcelona en 1960, es un artista polifacético que destaca fundamentalmente como cantante y compositor. También destaca como escritor y tiene varios libros en sus costillas. Pese a que nació y vive en Barcelona, pasó gran parte de su vida en Palma de Mallorca.

Pese a sus múltiples expresiones, alcanzó la fama en España durante la segunda mitad de los años 90, gracias al grupo Daniel Higiénico y la Quartet de Baño Band, especialmente gracias a su personaje El Hombre Cucaracha.

Daniel nos presenta su último trabajo titulado ”Esperando a Robin Hood (2020)”.


¿Qué nos vamos a encontrar en este nuevo trabajo de Daniel Higiénico? ¿Es apto para todos los públicos?

Es una idea que llevaba en la cabeza desde que conocí a Toni Pastor (músico y productor del disco) y vi lo que podía llegar a hacer con el laúd. De eso hace casi treinta años, cuando empezábamos con “La Quartet de Baño Band”. Me pareció un buen momento para ponerla en marcha. El disco me lo planteé como el escritor que escribe un libro de cuentos. Tratando cada canción individualmente. Son quince historias diferentes, tratadas con músicas diferentes dentro del género folk (más o menos), buscando la máxima variedad dentro del género musical y también en las letras. Te encontrarás desde una canción afrancesada a una ranchera, varios temas de música celta, un romance medieval, hasta una jota mediterránea. También quise acompañarme de algunos cantautores que me he encontrado por el camino como El Jose, El niño de la hipoteca, Sofía Viola o El sobrino del diablo.

¿Cómo surgen tus letras? ¿En qué momento del día es productiva tu musa?

De muchas maneras, no tengo ningún método. Yo escribo todo tipo de canciones. Algunas son cómicas, otras más sarcásticas, otras más dramáticas. A veces surgen a través del estilo musical que he elegido. Si quiero componer un rock&roll pues me empapo de rock&roll y al final sale una melodía y una letra gracias a ese estilo. Otras veces surge de una frase que tengo escrita y empiezo a jugar con las palabras. Cuando las termino, las escucho varias veces, las repaso, les doy las últimas pinceladas y si transmiten lo que quería contar, con eso me basta.

¿Qué nos puedes contar de la portada de ”Esperando a Robin Hood’‘?

Al final hicimos dos portadas, una para el CD y otra para el vinilo. Nos gustó mucho la idea del tipo montado a caballo en la horca esperando que alguien le salve (Robin Hood, claro). Queríamos que pareciese una película, el titulo y la temática nos lo pedía, incluso llegué a pensar en poner conversaciones (entre canción y canción) del clásico “La aventuras de Robin Hood” con Errol Flynn, que tanto me gustaba de pequeño. Aunque al final no me gustó como quedaba. Por eso la hicimos en vertical, en formato Dvd, para que recordara a una película. Después, al pasarlo al vinilo, la foto en formato cuadrado, no nos convencía… pero, mi amigo y diseñador, Andrés Rodríguez se sacó de la manga esa preciosa imagen que usamos para el vinilo, con un premonitorio dibujo del puto Covid. Nos quedamos flipados cuando nos dimos cuenta.

Si ahora mismo pudiera otorgaros el poder de revivir solamente a un personaje importante histórico dentro de la música, ¿Sería para…? ¿Por qué?

En mi caso sería Bob Dylan. Porque consiguió que muchísima gente, como yo, a la que le gustaba hacer canciones, cogiera la guitarra y empezara a componer, al darse cuenta de que con cuatro acordes básicos se podían hacer maravillas. Que podías disfrutar simplemente rasgando un “do fa sol” y buscando una melodía. Después si tenias algo que decir o no, eso ya se vería, lo importante fue que ayudó a muchos a “soltarse” y aprender que en la música, y en el arte en general, cada uno disfruta a su onda, y ya está. No hay que darle más vueltas.

¿Como has vivido está cuarentena/confinamiento terrorífico?

Ufff… Para mi está siendo como una montaña rusa. Perdí un gran amigo el primer día del estado de alarma. Le dio un ataque al corazón, lo llevé al hospital y al día siguiente ya se había ido. Los primeros quince días fueron bastante tristes, pasando el duelo, confinado. La parte positiva fue que logré parar un poco la cabeza. Fue como un “reset” que me hacía falta. Llevaba mucho tiempo sin parar de trabajar. Nunca encuentro el momento.

Las siguientes semanas me puse las pilas y empecé a pensar en continuar trabajando de alguna manera y se me ocurrió hacer un programa diario de mi espectáculo teatral ¡Que vello es bibir! en directo. Luego, como todo el gremio, preocupado por lo que está sucediendo con las salas, sobre todo. Espero que les lleguen las ayudas, porque están con el agua al cuello. En mi caso, también, pero yo no tengo que pagar un local cada mes, ni tengo empleados, ni todo lo que conlleva. Espero salir adelante.

¿El futuro de la música en España es…? ¿Tienes en mente alguna alternativa o propuesta que realizar para las bandas nacionales? ¿Cómo te has planteado los conciertos en esta situación durísima?

Me cuesta mucho hablar de “la música”, así en general. Hay tantas formas de vivirla que tendríamos que hacer una lista muy larga. Pero en resumen supongo que el futuro es seguir trabajando, seguir creando, seguir dando conciertos. Y seguir luchando, claro. En mi caso vivo el día a día, mi futuro es muy inmediato. Solo sé que el 2021 va a ser muy, muy complicado. Aunque yo seguiré dándole al coco con nuevos proyectos.

Ya por último y para cerrar esta entrevista, Daniel Higiénico, me gustaría preguntarte si tienes algún mensaje que transmitir al gremio de artistas, toreros y caricatos excéntricos o al mundo en general. Lo que sea y se te pase por el maquinario…

Pase lo que pase, sigamos disfrutando de nuestro trabajo.

Dejar un comentario

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba