Entrevistas Durísimas

Entrevista El Pecado

EL PECADO

No pasa nada, peña. Al final tengo que entregar las tarjetas B de Caja Madrid. Ya no habrá más masajes filipinos. En fin, hoy no me quedo sin escuchar a una bandaza tan tremebunda y durísima como la que os presentamos.

Renovarse o morir pero llevando dentro el rock and roll hasta la muerte. Así podría definirse el proyecto de El Pecado, que lanza su primer álbum con la ilusión del debutante y el saber hacer que proporciona la experiencia.

Aunque la banda nace a finales de 2018 en Madrid, sus componentes distan mucho de ser principiantes en el mundo de la música. Con una trayectoria que se inicia en los años noventa con la banda Huracán Paquito, el quinteto ha formado parte de otros proyectos como Doctor Distorsión, Klímax o Paraelissa, formación con la que versionaron “Santa Lucía” para el disco ‘Ríos: The Rock’.

Rock desde el corazón a manos llenas. Sonido que esamblada a la perfeción diez cortes con otras influencias –como los fraseos rap de Roberto Myzepk y Recluso en “El Narcotraficante” o la colaboración de Carlos Escobedo (Söber) en “Acorralado” y “Pánico”– para servir de potente vehículo de un apartado lírico que critica las injusticias y los pecados imperdonables a golpe de amor, pulso y tesón.

El Pecado está formado por: José Carrasco (voz), Sergio Carrasco (voz y guitarra), Javier Pulido (guitarra), Julían Rubio (bajo) y Juan Lorenzo (batera).


¿Qué nos vamos a encontrar en este nuevo proyecto de El Pecado?

Javier Pulido: Un disco de ofensas para tiempos difíciles, el cual reúne temas inéditos que no dejarán indiferente por su composición y mensaje. Diez temas cuidadosamente seleccionados que tocarán todas las fibras de tu cuerpo como auténticos Pecados Capitales; la Ira en “La Visión” de Pilatos, la Lujuria en “Arrecife” o la Avaricia en “Ecos Al Amanecer” y “El Narcotraficante”. Retrato de una sociedad convulsa que paradójicamente convive con las Musas de “Angelina” y los sueños de “5 Locos”. En tan solo un año y medio, desde que comenzamos con este nuevo proyecto, hemos trabajado poniendo toda nuestra experiencia, ilusión y fuerza para crear un mundo y universo alrededor de una idea plasmada a golpes de Rock, letras e ideas que conmueven e incluso “Ofenden” a todo aquel que se ve retratado por los “Pecados” que más que nunca cometemos en estos “tiempos difíciles”.

José Carrasco: El estilo que podemos encontrar en este álbum va desde el rock más directo hasta lo que nosotros llamamos rap and roll. Este disco es rock en su más pura esencia, rock desde dentro, desde el corazón, desde la experiencia de tantos años marcados a golpes de amor, pulso y tesón. En él podemos encontrar desde una crítica directa y delicada acompañada de una guitarra acústica, como una canción denuncia arropada por las increíbles rimas y voces de los poetas raperos Roberto Myzepk y Recluso pk de Pura Konciencia. De igual modo podemos encontrar la colaboración especial de Carlos Escobedo en dos de las canciones del álbum. Un disco noble, a la altura de lo que tenía que ser nuestro primer trabajo. Un disco que para nosotros es un verdadero tesoro, que no puede faltar en la colección de alguien a quien le gusta disfrutar de la buena música.

¿Qué tal se portaron las colaboraciones del disco?

Javier Pulido: La sintonía fue bastante buena. Recluso y Myzepk de “Pura Konciencia” son buenos amigos nuestros ya que hemos compartido durante unos años el proyecto “Pura Konciencia y el batallón Inconsciente” una mezcla de Rap apoyada por una banda de Rock que sonaba muy bien, por lo que la contribución de ellos en el disco la tuvimos clara desde el primer momento, y como grandes profesionales que son todo fue sobre ruedas. Carlos Escobedo es un “Grande del Rock” por lo que estaba claro… nos pilló el rollo enseguida, se adaptó a las letras y música de manera excepcional y sobre todo fue una grata sorpresa en el aspecto personal, ya que es un tío muy cercano sin egos más allá de los que por su carrera profesional ha de tener.

¿Qué nos podéis contar de la portada del disco?

Sergio Carrasco: La portada del disco tiene un diseño sobrio pero lleno de simbolismos.

Concertinas, la cúpula del Vaticano, el poder del dinero y otras vergüenzas del planeta en donde vivimos se esconden tras la Alkimia y simbología mágica que nos representa.

Si ahora mismo pudiera otorgaros el poder de revivir solamente a un personaje importante histórico dentro de la música, ¿Sería para…? ¿Por qué?

Javier Pulido: Muchos…. Pero ahora que acaban de cumplirse 50 años de la muerte de Jimi Hendrix, pienso que si con su corta carrera musical logró romper los moldes establecidos de la música, la imagen escénica y el sonido de la guitarra eléctrica, me gustaría saber qué hubiera logrado en una vida más longeva.

¿Cómo habéis vivido esta cuarentena/confinamiento terrorífico?

José Carrasco: Bueno, se podría decir que la hemos vivido con dignidad. Aislados cada uno en nuestra casa como ordenaba el gobierno bajo el consejo de los científicos. En verdad, a nosotros como banda nos afectó sobre todo por el lado de los ensayos, ya que por otro lado nos poníamos en contacto un par de días durante todas las semanas por video llamadas, desde donde planeamos y organizamos cómo mover este disco que teníamos con nosotros encerrado. Había que sacarlo a la luz, ya que llevaba grabado casi un año.

Desde el punto de vista personal supongo que nos ha afectado como a todas las personas, a unas más que a otras, pero en general estamos fuertes y con buen ánimo. Somos luchadores de fondo, de la opinión de que los problemas hay que afrontarlos con serenidad y arrojo. Ni nada ni nadie, obviamente quitando a la vieja parca, va a hacernos ceder en nuestro empeño. De momento, objetivo cumplido, sueño realizado. Ahora, esperemos que la segunda oleada de rebrotes no nos vuelva a obligar a aislarnos por mucho más tiempo, que parece que tenemos el confinamiento de nuevo encima. No obstante, pase lo que pase tendremos que superarlo.

¿El futuro de la música en España es…? ¿Tenéis en mente alguna alternativa o propuesta que realizar para las bandas nacionales?

José Carrasco: El futuro no sólo en España sino en el mundo entero es incierto como nunca antes lo había sido, por lo menos de esta extraña manera. Eso es así en todos los ámbitos. De la música ni hablamos. Es un despropósito en toda regla, una especie de caos nervioso extendido desde una punta a la otra del planeta. La cultura, en concreto en nuestro país, nunca ha sido cosa de mirar bien por ella. Es como si el universo de dicha cultura estuviera allí… al fondo, tirado en un baúl dentro de un sótano. Un baúl que se abre tímido, de forma tenue y de vez en cuando, cuando al gobierno de turno le interesa, pero abrazado con cadenas, con poca cobertura y con menos medios. Es como si diera miedo o como si no interesase que la cultura se elevase con la sanidad y con los derechos del ser humano por encima de todas las cosas.

Si hablamos de la música es un verdadero desastre, como una condena. Alternativa hoy por hoy hay bien pocas, aparte de los conciertos que hacen algunas bandas en directo por internet (streaming), pero eso, en verdad, para nuestra forma de ver y vivir la música, aunque lo respetamos profundamente, es un parche que hoy por hoy no va con nosotros. Sentir a la gente en directo es sentir la sangre corriendo por las venas al son de la música, sentir la emoción más pura y directa en ebullición. Sin público no hay espectáculo y sin espectáculo no hay magia. El mundo necesita de esa magia, y hoy más que nunca. Sin embargo, ahora ocurre todo lo contrario. Los conciertos están paralizados, cancelados.

¿Cómo os habéis planteado los conciertos en esta situación durísima?

El próximo bolo que tenemos nosotros será el día 10 de Octubre si el confinamiento que a todas luces se avecina no nos obliga a cancelarlo y a trasladarlo para más adelante. Esperemos que así no sea.

Ya por último y para cerrar esta entrevista, El Pecado, me gustaría preguntaros si tenéis algún mensaje que transmitir al gremio de artistas, toreros y caricatos excéntricos o al mundo en general. Lo que sea y se os pase por el maquinario…

José Carrasco: Para los toreros creo que no tenemos mucho que añadir al respecto más allá de la opinión de todos aquellos que respetan y aman a los animales. No vamos a entrar en polémicas ni insultos que no van a llevar a nadie a ningún lado, pero sí queremos dejar constancia que sobre este tipo de actividades nosotros sentimos el más profundo y absoluto rechazo. Decimos no al maltrato animal, a cualquier forma de maltrato. A los caricatos excéntricos si son sanos les respetamos, porque ¿quién no ha sido excéntrico en algún momento o etapa de su vida? Quien esté libre de pecado que se fume la primera piedra.

En cuanto a los músicos y al mundo en general decirles que la vida solo se vive una vez y que hay que vivirla sin miedo, que no sin precaución, pero vivirla como si fuéramos a desaparecer mañana. La vida sin magia no es vida y tenemos que hacer todo lo que esté en nuestras manos para que esa magia se dé todos los días. Más ahora, para combatir al veneno de este nuevo enemigo invisible al que los científicos han bautizado como Covid19, que está por asolarlo todo. Pero no podemos dejar de caminar y de avanzar venga lo que venga y cueste lo que cueste. El mundo está lleno de oscuridad y tenemos la obligación moral de no dejar que esa negrura termine contaminándolo todo. Nosotros poco podemos hacer más que dar calor e iluminar nuestra pequeña parcela, nuestro espacio vital, iluminar nuestra parte. Y de esa forma, unidos y todos a una haremos posible volver a recuperar nuestras vidas, volver a recuperar la antigua, genuina y ansiada normalidad. Así que ya sabéis compañer@s, fuerza, ánimo y hacia atrás ni para coger impulso. Siempre hacia delante… CARPE DIEM

Dejar un comentario

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba